Retorno al Pasado: Traveller

Haciendo tiempo hasta las 00:00 que empieza Música Privada (como ya comenté en un post del 9 de Marzo).

Retomando el tema de los viejos buenos tiempos es curioso como se empieza en estas aficiones. En mi caso, la culpa la tuvo mi padre. Me regaló el Traveller.
El Traveller es/era un juego de ciencia ficción “dura”. Es decir, utilizaba ecuaciones y un largo etcétera de explicaciones para describir el universo de juego. Las naves, se podian diseñar con o sin dinámica atmosférica, con motores subespaciales como para que una nave de miles de toneladas pudiera llegar a igualar al caza más rápido por simple cuestión de empuje.
Con este juego, nunca llegué a pasar de la creación de personajes con mis amigos. Y, mirándolo en retrospectiva, ese fué mi error. Debería haber hecho yo los personajes… Pero en aquella época no había intenet y yo era la única persona con un manual de este tipo en todo mi pueblo (es decir, que no podía recibir consejos de nadie).
Os preguntareis: ¡Pero si tu padre te había regalado el manual!
Bueno, técnicamente sí. En la práctica, mi padre estaba más pez que yo. El juego lo había adquirido en una librería hacía ya años (a lo mejor durante su época en la facultad de teleco) y se había quedado en una estantería.
Después de que yo me leyera el Señor de los Anillos y empezara a devorar la ciencia ficción juvenil de Asimov, pensó que mejor que me diera a mi el manual y que no se quedara en la estanteria.
Portada de la caja de Traveller de Diseños Orbitales
El manual (descatalogado hace ya bastante tiempo) está traducido al castellano con preciosas ilustraciones en blanco y negro, viene en una caja con espacio para un enorme poster de “La Marca Espiral” (un sector, con 16 subsectores) cartoncitos recortables de naves, personajes, etcétera y un librito de material fotocopiable.
La verdad es que aunque hace ya mucho tiempo que me lo leí integro y que no he llegado a jugar nunca, ese manual es el que más a fomentado mi imaginación en años (quizás porque en aquella época no tenía casi ataduras mentales, como las Crónicas de la Dragonlance, las noveletas de Drizzt -el elfo negro de profunda vida interior- o la putada de los mil manuales de Dungeons, que no dejan nada al azar)
Yo sentí que la Marca Espiral era un ejemplo, y que mi deber como Director era montar una galaxia seria de, al menos, el mismo tamaño. Pero claro, en mi inocencia y mi limitado conocimiento del mundillo no sabía que detrás del manual de Traveller había todo un universo ya desarrollado. Eso fué muy positivo para mi, pues no hubiera empezado a intentar dirigir hasta no haber optenido, al menos, todo lo editado en castellano.
Ahora ya no me importaría jugar (o dirigir) una campaña de Traveller, del sistema antiguo, no el de GURPS que salió después, sólo con lo que sale en el manual básico. anque claro, como siempre mi disponibilidad es limitada y debo tener jugadores con ganas (sobretodo de hacer personajes, que no es tan complicado como hackmáster, pero casi)
Por cierto, os remito a este foro donde hacen una breve historia de Traveller y sus multiples ediciones y unas imagenes sobre una ambientación anterior en el tiempo de juego, pero posterior en edición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: