Epidauro – Nauplia – Micenas II

A mi iquierda se precipita un acantilado. El mar Mediterraneo, tenaz en las costas de Grecia, aparece de nuevo recortado por dos afilados precipicios, enmarcando un puerto deportivo.

Los olivos dan paso a los abetos y pinos de baja estatura. La arquitectura moderna, de corte industrial, rompe a coherencia de un paisaje que podría tener tres mil años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: