Epidavro

Por último llegamos a Epidavro, casi cuando estaban cerrando el yacimiento. Por suerte no había nadie más y, a diferencia de la otra vez, tuvimos el teatro para nosotros. Pudimos comprobar las excelente cualidades acústicas del teatro colocándonos en la piedra central.

Completamente solos

Completamente solos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: