Archivo para Anecdota

Las Otaku Expression de Mayo de 2006

Posted in Fandom, Planes with tags , , on mayo 20, 2006 by E-DWARF

Aclaremos: esta mañana no debería haber tenido lugar, pero como hermano mayor era mi obligación (y reconozcámoslo una excusa) llevar a mi hermana a las jornadas estas. Ya que la habían engañado para ir a Stand con la aso de su facu: los Señores de las Tinieblas.

Tal como se lo he explicado al señor Kaballero:

Tranquilo que tampoco te has perdido mucho.

Los problemas han empezado cuando el señor Nrike se queda ayer trabajando hasta las 3 y hoy no es capaz de levantarse. Por lo que después de unos intensos 20 minutos de llamar al timbre, al movil y a su casa nos hemos replanteado si estaba dentro.

Por supuesto al final nos hemos ido sin él, empezamos a recorrer el pabellón, prácticamente vacio y, va el tio y nos llama a las 11:00 (habiamos quedado a las 9:15) de si le podemos ir a buscar que no sabe si tiene gasolina bastante en el coche
por desgracia, salimos Ant y yo (los unicos aparte de mi sis que hemos ido) a buscarle y con lo mal que está aquello (M30 sur) no había forma de pillar la dirección norte. Total, que eran las 11:30 cuando por fin hemos podido enfilar la dirección buena pues entre unas cosas y otras, entre vueltas de callejeo por la mala señalización, el intenso tráfico (en ocasiones auténtico atasco) del famoso rally ya que no había un PUTO SITIO PARA DAR LA VUELTA hemos tenido que ir hasta la carretera de Toledo para conseguir volver.

K: por donde el calderon??
K: con la limousine?? (N.de mi: la limusine es como llama al Audi100 que le robo a mi padre regularmente. Realmente es un buen coche, aunque un poco antiguo. Para un ex-novel como yo sigue siendo realmente ENORME).

Sip, incluso mas lejos del Calderón así que para cuando hemos vuelto al salón eran ya las 12 y pico. Por supuesto, a esas horas ya no había cristo que pillara ninguna actividad así que tras trastear un rato con las Nintendos DS que había por allí
pasearnos un rato por las megapantallas con Playstations 3 llenas de frikis disfrazados jugando al DB Budokai y otros juegos de temática manga decidimos ver que se cocía por el stand de mi sis.

Por desgracia sólo se cocía una partida de Ánima a la que habiamos llegado tarde.
Por otro lado, el único que nos hubiera podido enseñar a jugar al munchkin había ido a no se que reunión de organizadores.

Así que realmente lo unico que hemos hecho es ir a ver gente disfrazada de dibujos animados que no sabíamos reconocer (aunque había uno disfrazado de pikachu) y jugar una partida de Ciudadelas los mismos de siempre.


Por lo demás ha estado bien. Se notaba escasa preparación (a destacar que casi nadie supiera como coño se hacía para entrar y salir sin tener que pagar otra vez y que la chica que andaba por ahí con los walkies y que finalmente nos “autorizó” a salir nos pidiera que le entraramos agua, por favor, por favor. Finalmente volvimos con 2 (dos) botellas de litro y medio. Espero que fuera suficiente.).

Por otro lado, se echaba de menos una habitación separada o, cuando menos un espacio más aislado para las proyecciones, así como mucha más información dentro del recinto. No tuve forma de enterarme qué posibilidades había para entretenerse, aunque a la salida ya vi que había go, maghon y esas cosas, no pude jugar por simple y pura desorganización. Ni carteles informativos, ni programas por las paredes, ni nah de nah.

En fin, mucha más suerte para otro año.

Dia buhoso

Posted in Fandom, Planes with tags , , on marzo 20, 2006 by E-DWARF

El domingo fué un día temático, muy centrado en el buhoso.

El buhoso (para el que no lo sepa) es un cruce mágico entre un oso y una lechuza o buho, por lo que a veces reciben el nombre en osos lechuza. A simple vista tienen el tamaño de un oso cubierto de plumas y con pico.

Oso lechuza o buhoso

En la partida matinal, mi pobre ladrón, que guiaba al grupo por el bosque de detrás de nuestra base (más conocida como Merceditas) en dirección a las Minas del Caos, se topó con un Buhoso Moteado. El resto del grupo, en vez de seguirle, utilizaron sus habilidades de orientación y siguieron en dirección contraria. Al poco, le distinguen a lo lejos. Toño (que así se llama) retrocedía lentamente esperando que el buhoso volviera a lo suyo y le ignorara (estaba pescando) en vez de erguirse sobre sus patas traseras y gruñir.
Viendo que estaba muerto aunque su corazón aún no lo supiese, decidió vender cara su vida… y desenvainó su más reciente adquisición, “Perdición del Herrero”, clavandosela al buhoso. Mientras el grupo se dirigía apresuradamente hacia el lugar donde esperaban encontrar el cadaver del mediano.
El puto bicho golpeó al pobre Toño, derribándole, para a continuación rasgarle el brazo con el pico. Por suerte, el golpe no obligó al mediano a soltar su espada y mientras la bestia se preparaba para asestarle otro golpe, sacando fuerzas de flaqueza, descargó un golpe sobre el brazo derecho. La espada emitió un brillo y el brazo calló al suelo.
El buhoso lanzó un rugido de dolor, pero no fue suficiente para frenar su siguiente golpe, que hundió un par de centímetros a Toño en el suelo, antes de caer sobre él y clavarse de nuevo la espada con todo su peso.
A los pocos minutos llegaron sus compañeros a sacarle de debajo de la mole de carne muerta.

La partida de por la tarde la dirigía yo y sin conocer lo que hubiera de acontecer por la mañana, había preparado un maravilloso bosque repleto de osos lechuza.
La partida debía empezar directamente dentro del bosque, pero ante la seguridad de que lo que llevaba preparado daba para apenas dos horas, decidí buscar un subterraneo por interné que pudiera usar para rellenar esas dos horas adicionales.
Aproveché la pausa para cenar para terminar de preparar lo poco que faltaba y les di una pista para que pudieran salir ya… pero fue demasiado tarde, se perdieron y no dió tiempo a hacer nada de lo que había preparado.
Por lo demás, lo deberán contar nuestros queridos jugadores, no vaya yo a cometer algún desliz que estropee las sorpresas del proximo día.
Sólo diré que el único PJ que murió fue en una carga frontal contra un oso lechuza (BWAHAHAHAHA).

Domingo Rolero (y II)

Posted in Fandom with tags , on febrero 20, 2006 by E-DWARF

Por la tarde (16:30): Señor de los Anillos

Tras una serie de aventuras acaecidas en el universo de Cyberpunk 2020, cambiamos radicalmente de entorno y nos emplazamos en algún lugar indeterminado de la Tierra Media.

Como ya se ha narrado la historia, simplemente voy a dar mi opinión: la iniciativa de los enanos es una auténtica patata, sin embargo, como mejor te lo pasas es roleando uno. La verdad es que el bárbaro de David es absolutamente memorable, así como el elf@ de sexualidad -y sexo- difuso. Las increibles e improbables muertes de Antonio han supuesto unas risas…
Los enanos hemos tenido algunos momentos de lucidez como la escena en la que ambos nos encontrábamos tranquilamente fuera de la torre mientras algunos se zambullian a buscar dinero al foso del Kraken. En el momento en el que el Kraken se despierta y empieza a romper cosas mientras termina de destrozar el cadaver del mago (pobre…):
– ¡Anda, mira! Un elfo…
– Eso parece
– Que oportuno… justo ahora que hemos perdido al mago.
– Sí…

Tras el momento en el que el enano le compra al mediano su cota de mallas dorada y esta le empieza a apretar cual boa constrictor, algunos comentarios del enano:
Progresivamente:
– Me parece que me queda un poco estrecha…
– Creo que me tira un poco de las axilas…
– Creo que estoy empezando a sudar grasa.
– HUUUUUMMMPPPPFFF.
– AAAAAARF.
– (Con un hilo de voz) hhhiiiiiiiiiihhh…
– *CRACK* (sus costillas)
Justo después de que el barbaro lograra reventar la cota constrictor:
– ¡Mira! ¡Tengo una cota de mallas natural!
– Creo que el cinturón me queda grande.
– Je… Ahora el sudor se evacua él sólo por los canalillos…

Domingo Rolero

Posted in Fandom with tags , on febrero 19, 2006 by E-DWARF

Por la mañana (9:00): Partida de HackMáster.
Se inició la partida con mi nuevo superPJ, otro gnomo titán guerrero que, tras unirse al grupo, procedieron entre todos a comprar equipo para realizar otra salida a Quasquetón.

El camino fue bastante rápido, salimos al amanecer y, tras todo un día de forzar la marcha llegamos finalmente a la mazmorra. Tras distinguir unas figuras cerca de la puerta, entre las nieves del pico de montaña, nos preparamos para atacarlos silenciosamente. Por desgracia, cuando le pedí al mago que me sujetará la lanza de caballería de justas (que me legó mi padre y que es 12 veces más grande que yo), se sorprendió de que no brillará en la oscuridad. Las armas mágicas en HackMáster, por lo general, sólo brillan a voluntad del portador, por lo que lógicamente al hacer un esfuerzo inconsciente para ello, la lanza se encenció y ante la sorpresa, el mago soltó la lanza, que calló al suelo con gran estrépito.

Los orcos, que no nos habían oido hasta entonces gracias a los fuertes vientos del pico, se percataron entonnces de nuestra presencia y nos vinieron a buscar.

El gnomo (osea, yo) que estaba picado por la anterior discusión en la taberna, planeaba esforzarse al máximo para que se le tomara en serio por sus actos, por lo que cargó rápidamente contra el orco que se acercaba. El semiogro berserk le adelantó a grandes zancadas y sajó al orco con sus dos espadones, aunque sin llegar a liquidarlo del todo, de ello se encargó el gnomito, que atravesó al orco con su espada larga (en la jerga de los nomos, para el resto del mundo es espada corta).

Al darse cuenta de que no había orco que liquidar, el semiogro cargó contra el orco arquero que, en asaltos anteriores, le había dejado el cuerpo como un alfiler. De nuevo en esta ocasión, fue el gnomo el que liquidó al orco, saltando sobre su pecho y pinchándole en repetidas ocasiones al grito de -¡Timmy! ¡Timmy! ¡Timmy! ¡Timmy! – (southpark rules!).

Tras la batalla con los orcos, el grupo procedió a acampar, agotados tras el viaje. Como era nuevo y no tenía que preparar conjuros, se le encargó la importante labor de la primera guardia al pobre Timmy Nova (osea, yo).

Se ve que coincidió justo entonces el cambio de guardia, por lo que asomaron otros dos orcos por la puerta. Aunque en cierta forma lo esperaba, el gnomo se quedó un tanto sorprendido, por lo que tardó en reaccionar. Cuando se quiso dar cuenta uno de los orcos estaba avisando al resto a voces desde la puerta y el otro cargaba con su albarda contra él. Por suerte logró esquivar el impacto (más bien el orco falló).

De nuevo recordando la discusión en la taberna, cagándose en cierta hada duende que había dudado de su hombría y queriendo hacerse el valiente, decidió liquidar a los dos orcos el sólo, antes de avisar a sus compañeros, por lo que de nuevo desenvainó su fiel espada y sajó al orco de la alabarda. Ese es el momento que eligió su compañero para llegar, lanza en ristre y perforarle el costado. Por suerte la cota de pieles redujo el daño y Timmy devolvió el golpe.

Mientras tanto, los ruidos de lucha (y las voces del orco de la puerta) despertarón al Pater Apieles y Charles Mander, el piromago. Ademas de al fiel Ruperto (PNJ mediano). Todos se dirigieron rápidamente al gnomo titán, que sabiendo que no había actuado correctamente, no dijo el consabido -¡Dejádmelos a mí!- y prefirió aguantar la indeseada ayuda. El mago lanzó en ese momento una esfera llameante que situó en la puerta en previsión de que aparecieran más orcos.

Los orcos efectuaron un par de ataques más antes de verse reducidos por el núcleo duro del grupo. Tras algunos segundos de discusión sobre qué hacer con los refuerzos orcos mientras se oian de fondo cornetas de batalla de dentro de la fortaleza, aparecieron los orcos.

Rápidamente comenzaron a cerrar la puerta, asustados ante tal despliegue del poder de Charles. Éste emocionado al sentir el fluir de la magia lanzó una bolsa de fuego buscadora justo detrás de la puerta, que provocó un portazo de la misma. Instantes después se escuchó claramente como los orcos cerraban los pestillos por dentro.

El grupo se encontraba inmerso en un mar de dudas. ¿Esperar despiertos a los orcos o dormidos?¿Realmente se les ocurriría venir tras la paliza recibida? Finalmente decidimos montar una trampa de aviso como buenamente pudiéramos, pasar la noche de la mejor forma posible y entrar por la mañana.

Al amanenecer, tras una serie de movimientos extraños de la puerta, decidimos comenzar de nuevo a explorar Quasqueton (y van…) por lo que el nomo titán entró el primero, seguido del semiogro, el pater, el mago y finalmente por Ruperto, Franx y la mula Matilda.

Por desgracia para nosotros, nos topamos con una emboscada habilmente preparada por los orcos. Tras unos instantes que parecía que realmente los orcos habían huido hacia el interior, nos topamos con varias decenas que surgieron de los nichos laterales y del final del pasillo. Tras un primer asalto en el que Grog (el semiogro berserk) cargó hacia los seis orcos del final del pasillo y a los demás nos llovió una lluvia de flechas. El Pater se dirigió hacia los dos orcos arqueros del nicho de la izquierda.

En este punto debo hacer un explico que ayudará a explicar hechos posteriores. Una de las flechas, me impactó de lleno en el escudo destrozándolo y atravesándolo hasta el brazo. De nuevo recordando la discusión de la taberna y queriendo hacerse el machote, decide arrancarse la flecha con los dientes. Este hecho provocó mucho dolor al pobre gnomo, además de los 7 puntos de daño que le situaban en la triste pero digna cantidad de 1 punto de vida.

Situando la supervivencia por encima de cualquier otra cuestión decidió atacar a los orcos a los que se enfrentaba el Pater, por un lado con el proposito de ayudarle y por otro con la idea de recibier una curación. Afortunadmente esta llegó de las sagradas manos de Odín a través del Pater el mismo asalto en que Timmy acababa con el último de los dos orcos.

En dos segundos el Pater encargó a Timmy liquidar a los otros dos orcos, que se encontraban en el otro nicho del pasillo (a la derecha). Al grito de -¡Timmy!- cargó contra el primer orco, mientras el Pater corría a ayudar al triste semiogro que algunos momentos se veía abrumado por la inmensa masa de orcos.

Por un momento Timmy vió la batalla ganada. Por desgracia en ese momento, escuchó ruido de pelea al principio del pasadizo, donde los más machos del grupo habían dejado al mago, a los dos medianos y a la mula, para que no sufrieran daño alguno. De alguna manera, algunos orcos habían llegado hasta ellos y les estaban dando una paliza espectacular.

En ese momento acabó con uno de los orcos. En ese momento calleron Ruperto y Mander (este ultimo sólo fingia). En ese momento Timmy perdió la concentración.

Algunos asaltos después Timmy murió. Crítico en la cabeza, cudruple daño, pérdida de consciencia. Cudruple daño = muchos negativos. El orco le atravesó la mandívula a Timmy con la lanza, provocándole un feo desgarro en el músculo.

El resto del día se saldó con la heroica muerte del semiogro y la supervivencia del Pater y de Charles, junto a la de los dos medianos. Destrozados, dejaron a los muertos donde habían caido y siguieron explorando el Dungeon. Mientras, el Pater se decía: algún día lograré no perder a ningún novato, algún día…

Jimli Stormhammer

Posted in Fandom with tags , on abril 9, 2005 by E-DWARF

Para la partida de Earl, creé un personaje. Un auténtico horror enano, muy carismático, eso sí. Procederé a su descripción.

Jimli Stormhammer veterano del asedio de Campo Gnomo, luchó en 3 de sus frentes alrededor de la ciudad. Sólo vió algo acción cuando se le ordenó asaltar la sección sur de la ciudadela (la de la puerta). Las marchas de la compañía le dejaron el cuerpo con una inacabable necesidad de líquido, lo que hace que ante la necesidad de expulsarlo, sude mucho. Sin embargo, no suda como para llegar a ser desagradable e intenta mantenerse razonablemente limpio.
En el ejército generó una pequeña fortuna jugando a diversos juegos de cartas, donde desarrolló una impresionante habilidad para lo juegos de azar y para mentir (lo hace tan bien que ya no sabe dejar de hacerlo), sin embargo, también aprendió cuando retirarse para conservar su dinero.
Tras licenciarse, trabajó como guerrero de alquiler en muchas ciudades de Mondo Gargüis, incluyendo también diversas minas, hasta el punto de especializarse en guardaspaldas minero, llegando a preferir el pico, como herramienta-arma antes que otras armas como la espada, que le regaló su padre cuando regresó a casa.
Después cedidió dedicarse a las compañías aventureras, pues consideró que era momento de intentar hacerse rico. Una de sus primeras eventuras le llevaron a atacar, junto a otros tres enanos un pequeño pueblo de hadas duende. Fué un fracaso y Jimli perdió la visión de un ojo cuando un hada duende en combate singular, le perforó el ojo izquierdo con un petit estoque, vaciándoselo. Por suerte, tuvo la suficiente velocidad como para no perderlo y se le volvió a hinchar, sin embargo había perdido la visión de forma definitiva. También había ganado una preciosa cicatiz que le cruza la cara desde la oreja izquierda hasta el ojo tuerto.
Algún tiempo después de ese episodio, Jimli se vió enfrentado a más de lo que podía masticar y un semiogro le impactó (crítico!) con un hacha en la cabeza. Afortunadamente, el golpe vertical sólo hundio ligeramente el cráneo del enano y le sacó el ojo (“literalmente”) , desafortunadamente el efecto del cráneo más cerca del cerebro que antes (incluso algunas matasanos aseguran que tiene astillas clavadas en él) le provoca sus carácterísitcos tics nerviosos (uno en el ojo izquierdo, que le hace guiñarlo aleatoriamente 1-4 en 1d6, salvo cuando se enfada, o en HackFrenesí que asciende a 1-9 en 1d10 y el otro, sobre el hombro derecho) y la peor secuela fue ataques del Gran Mal, que le dejan incapacitado algunos asalta casitodos los días.
Uno de los primero ataques que tuvo, le hizo tragarse su lengua hace ya tiempo, por lo que ahora se ve obligado a hablar a través de una pizarra y mandar las señales de peligro mediante un silbato, que aunque su padre le intentó enseñar a tocar con un poco de estilo, el pobre Jimli, traumatizado como estaba, fué incapaz de aprovecharlas realmente.
Después regresó a la vida de aventuras, buscando alguna solución mágica a sus problemas motrices y vocales, ya no tan interesado en el dinero en sí (aunque ayuda a sobrevivir) si no en poder retirarse razonablemente entero.
Por supuesto, es fiel creyente de Odín, sobretodo después de perder el ojo, pues cree que es una señal divina de que está haciendo bien su trabajo como guerrero (al hacerle Odín parecerse un poco más a Él).
Y odia a los druidas, uno de ellos le cortó el dedo anular cuando encendió su bosque (¡tenía mucho frio, joder!)
La verdad es que algún que otro defectillo sí tiene. El más molesto quizá sea cuando se pone escribir rápidamente en su pizarra como le fueron pasando las cicatrices y después se dedica a describirlas lo más graficamente que puede, tocando el pito cuando nadie le hace caso.
Por lo demás, se podría considerar guapete, aunque suele caer simpático cuando se le ve por primera vez, en bastantes ocasiones te arrepientes de haberlo conocido (cuando te saca hasta la última moneda de oro jugando, por ejemplo) pero son dos brazos fuertes y experimentados dispuestos a hechar una mano cuando puede.